Dorothy

Todos pasan, caminan hacia adelante, no parecen tener dudas. Si yo fuera Donnie Darko podría ver cómo todos sus vectores se extienden, flexibles hasta el infinito, en un circuito sin fin. Seguramente algunos se unirían, entrelazándose, y sonreiría melancólico respecto al concepto de amor.

Las horas se suceden lentas. Hay que llegar al meridiano, a partir de las doce todo parece que va a mejor, queda menos para llegar a casa, para poder descansar un poco. Aunque mi habitación aún sea un lugar vacío lleno de maravillosos recuerdos.

Los observo pasar, a todos, y me fijo en su ropa, su forma de caminar, e incluso los critico. Pero los envidio. Los envidio profundamente porque ellos parecen tener un camino, un lugar al que llegar, una finalidad en sí misma.

Yo debo construirlo a cada segundo mientras evito trampas que surgen de cualquier lugar y en cualquier momento: una palabra cogida al vuelo de una conversación ajena; un nombre; las notas de una canción.

Soy como Dorothy en Oz solo que sin las baldosas amarillas ya preparadas. Tengo que coger el barro, cocerlo, crear el ladrillo y pintarlo de amarillo. Y eso a cada paso que quiero dar, que debo dar…

El proceso se ve siempre nutrido de las mismas variables, de las mismas preguntas. Hacia adónde ahora, de qué manera… Y me pregunto si habrá algún recuerdo para mí, algún pensamiento extraviado que pinte, también, de amarillo un camino desde tu memoria hasta mi nombre.

No remite el dolor en el estómago ni amainan los vientos de tormenta al norte de mi nariz, donde el tabique se fusiona con la frente. Necesito llorar y no puedo… Necesito llorar para aliviarme del todo pero me da miedo que eso sea expulsarte, pese a que tal vez sea lo mejor puesto que la extraña distancia en la que estamos me asfixia.

Soy un necio, ¿un gladiador soñando con la libertad? Tal vez lo sea… Pero antes o después deberé romper los muros que me aprisionan, que han encarcelado mi corazón, aunque sea a costa de ensangrentar mis nudillos y quebrar mis dedos.

Pero no puedo renunciar a lo que fuimos, no del todo, porque sé que fue hermoso. Aunque siga sin comprender, aunque siga y me mantenga sin saber cómo ha sido posible que para uno de los dos ya no mereciese la pena.

Sea del modo que sea… Escribir alivia, aunque también quema.

Anuncios

5 comentarios

  1. Buh said,

    abril 6, 2011 a 10:26 am

    Realmente estás dentro de un círculo, ¿eh?. No repetiré más lo que tú mismo sabes bien, pero sí te diré que por algo en lo que tú tienes parte de culpa no he llegado a tiempo a clase :(.

    Y me niego a leer tus “no puedo”, siempre se puede. Siempre.

    Un muack.

    • Vudugh said,

      abril 6, 2011 a 11:36 am

      ¿Qué culpa he tenido en que no llegues? XD

      Gracias por todo.

  2. Elena said,

    abril 6, 2011 a 12:14 pm

    Lo primordial creo que es desencarcelar tu corazón. Sin él te va a ser muy difícil hacer cualquier cosa. Cualquiera. Me asusta la frialdad con la que suena eso de que “ya no mereciese la pena”. Si fuera tan sencillo estaríamos salvados los dos. No sé cómo pude pasar la semana pasada, porque esta está siendo muy extraña. Pero, en teoría, de esto se trataba. Me asusta también que te escapes, que ya no sea yo la que tenga el poder de calmarte, pero eso no sería justo. Lo justo es que busques y encuentres lo que más desees. O eso creo. Enfin… no sé.

    Cuídate.

    PD: Me suplantan la identidad? ¬¬

    • Vudugh said,

      abril 6, 2011 a 12:16 pm

      Ambos sabemos lo que deseo y ambos sabemos que tenemos un lugar privilegiado en nuestros respectivos corazones. Fíjate, yo también tengo miedo de lo mismo, de que llegue el momento en el que ya no sea importante para ti o en el que mi voz o mi presencia ya no te tranquilicen.

      Es curioso… Pero estamos en las mismas partes del mismo camino y sin vernos.

      PD: No, no lo hacen XD
      PPD: Estoy a punto de acabar los juegos ^^

  3. Buh said,

    abril 6, 2011 a 12:26 pm

    ¿Suplantar identidad? :O. Jamás.

    Has tenido la culpa de que llegara tarde, sí, no te hagas el sueco. Cuando te vea por cierto lugar te explicaré por qué.
    Anyway, me voy a clase de Estética, tengo un hombre al que admirar por esos lares :P.

    :*


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: