Tanto

Tanto que lo único que te importa es saber que tranquilizas a esa persona; tanto que lo único que necesitas es que cuente contigo; tanto que no pides nada a cambio; tanto que no esperas nada más que pueda sonreír gracias a ti. Tanto que lo más importante es que desee descansar en tu pecho durante un abrazo; tanto que su felicidad es la tuya; tanto que apenas importa el tiempo que se queda en blanco; tanto que siempre se guarda algo de esperanza, algo que es bastante más que un poco.

Tanto que lo demás apenas tiene trascendencia, o peso, o valor; tanto que podría decirse que es todo o casi. Tanto que barrerías las distancias, las físicas y las del alma, con solo soplar. Tanto que con soñar que su tacto te alcanza puede estremecerse todo tu cuerpo.

Tanto que incluso puedes esperar mientras la vida sigue y, al mismo tiempo, seguir viviendo para aprender y mejorar, para tener algo mejor que ofrecer; tanto que pese a todo no hay arrepentimiento por casi nada. Tanto que sabes que, en la desorientación y la espera, las aguas volverán a su cauce. Tanto que aunque puedas estar convencido de que las aguas no lo harán sigues pensando que sí.

Porque después de todo… sigue siendo, habiendo, queriendo tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: