Liquid

No escatimes. No pares. No te bajes ahora. Sigue. Mantente firme. Demuestra que eres fuerte. Demuestra que la quieres. Demuestra que te quieres. No te vayas. No te alteres. Cálmate. Sufre con sabiduría. Aprende hasta qué punto se puede aguantar el dolor. Recházalo cuando ya no sea justo. Piensa en qué mereces; reflexiona sobre qué no. Avanza. Detente. Respira. Observa y piensa. Obtén perspectiva. Afronta el miedo. Miedo a estar solo. Miedo a sentirse solo porque quien amas no parece estar cerca. Vomita. Vomita la sangre coagulada de la bestia interior que te desgarra. Llora. Desahógate. Repite: merezco un descanso. Céntrate. Nadie podría decir que te diste por vencido. Nadie dirá que renunciaste. Nadie podrá decir que ejerciste revancha. Nadie dirá que fuiste estúpido. Nadie podrá decirte que perdiste tu dignidad. Nadie dudará de que la quieres con todas tus fuerzas. Porque has tomado tus decisiones. Has escuchado consejos y los has desoído. Has apreciado el gesto pero has seguido dando tus pasos. Lo estás dando todo hasta la última gota de esencia. Has dado todo de todo lo poco que vales. Ese es el problema. Admítelo, ¿qué puedes ofrecer? ¿Qué puedes ofrecerte? Solo es ruido. Y de entre todo ese alboroto puedes sacar melodías de afecto, de pasión, de amor. Adéntrate en la vorágine. Salta al eje mismo del vórtice. Obvia tu propia existencia. Trasciende si quieres. No tengas miedo a la nada porque nada eres, nada fuiste. Fagocita el dolor convertido en un cúmulo oscuro que levita en un entorno de luz líquida. Sublímate. Escribe estupideces. Como ahora. Mantén la esperanza. Llama con tus manos a las puertas óseas de tu pecho y espera a que tu propia alma te conceda audiencia. Escucha los gemidos mientras tanto. Esos crujidos que oyes son los pasos titánicos de un golem que avanza. Eres ese golem. La tierra abraza cada zancada hacia adelante; la tierra celebra que sigas en pie. Celébralo tú también. Piensa en lo que no tienes y luego en lo que sí tienes. Piensa en lo que te corresponde. Evalúa. Aprende a disfrutar. Muérdete el labio y piensa en la ilusión de un futuro. El futuro que es la chistera del mago y el mago es el devenir. Prepárate para el mejor truco. Todo es magia. Los juegos de color atravesarán las fortalezas de tu cuerpo. Tu consciencia es el último bastión. Los ladrillos de la consciencia pueden crear lastre.

Simplemente… conviértete en aire.

Anuncios

2 comentarios

  1. Ayu said,

    julio 19, 2011 a 8:11 pm

    O en agua…

    Has hecho que las lágrimas estuvieran a punto de salir, tengo cosas que contarte. Pero yo también voy a ser fuerte, esta vez voy a intentar ser tan fuerte como tú lo has sido (y eres).

  2. Brempa said,

    julio 19, 2011 a 10:54 pm

    No hace falta que lo demuestres… Se palpa en el aire.

    Pequeño.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: