Alfa

Puede que sepas algo. Tal vez creas que lo sabes y eres consciente de la información, de los datos, de los hechos. Sabes que esa idea está ahí, sabes qué es pero no qué significa. O tal vez sí sabes qué significa cada uno de los términos que la definen en una oración, en un discurso, pero no pasas de ahí.

Hasta que no te desligas de ti mismo y detienes toda la maquinaria del pensamiento continuo, de las conjunciones neuronales disparadas que se desparraman en un esfuerzo desbordante, no comprendes. Porque no aíslas las palabras de la propia idea. Porque la comprensión real no es lingüística, ni léxica. 

Comprender algo es introducirlo en tu identidad más íntima, es más que escribirlo bajo la piel. Comprender es ver, aunque ver muchas veces esté lejos de la comprensión.

Asimilar, interiorizar, saber realmente, es un proceso de máxima conexión a partir de una desconexión previa y absoluta. 

Y a partir de ahí es cuando puedes establecer los límites y el ritmo de avance.  Fuera del mortífero bucle de la obstinación y la culpa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: