Moon

Por decir algo. Se supone que no se debe hablar o escribir cuando sería mucho más productivo quedarse en silencio. Sin embargo ha habido un momento, al hablar con Erica, que he querido decirle un montón de cosas. Lo cierto es que lo de tomarse las cosas con calma suena de puta madre cuando estás tranquilo. Es esa clase de consejo que das cuando sientes que lo controlas todo en tu vida, cuando crees que solo pueden suceder cosas buenas, que lo mejor está por venir… Todo eso.

Pero cuando no estás en ese punto la cosa cambia. Es… como decirle al montañero que ha perdido el camino que se lo tome con calma porque, a fin de cuentas, todos los días amanece. No puedes contener las ansias, los anhelos, el deseo de un alma dispuesta a la entrega diciéndole que esté tranquila. Que no se apure. Que todo llega… Porque siempre está la posibilidad de que no llegue. Y aun así… Tampoco pido, realmente, una correspondencia definida. Tan solo cobrar algo más de luz para no tener que colorearme, para aplacar un poco estos tintes de sombra en la que me convierto. 

Es algo así como querer estar presente, ser parte de algo, no pasar desapercibido. Sentir que hay alguien con quien merece la pena el esfuerzo de intentarlo. Intentar lo que sea para hallar una compleción, unos trazos que delineen las formas, las geometrías perfectas donde encajar esos anhelos, esa necesidad; donde recoger las aguas limpias que calmen la sed. 

Pero es evidente que esto no funciona así. Que no depende de lo dispuesto que yo esté o de lo honesto que sea. Depende del resto al parecer, de que si no ven los colores que ellos quieren entonces se alejan y te dejan un poco a carboncillo… Y toca lo de siempre. Meterse de nuevo a lo más hondo, coger pigmentos de cielo, de esperanza, de fe, sonrisas y ámbar, para pintarme entero otra vez y chapotear en colores nuevos. 

Pensando, siendo optimista, intentando ser lo más tranquilo posible… Que en alguna parte de ahí fuera está mi criatura de leyenda, mi existencia idónea. El agua de mi sed.

Anuncios

2 comentarios

  1. Marta said,

    diciembre 4, 2011 a 9:37 pm

    Suerte con ello Nasrudin, y deseame suerte a mi también

  2. Marta said,

    diciembre 5, 2011 a 4:44 pm

    Estoy sin saldo pero estoy bien, bueno, estoy como siempre, un poco alegre y un poco triste. Diría que bien, espero que tú también!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: