Infinitos

El sol trepa sobre las escápulas del este y arroja su luz sobre un terreno pequeño y nutrido. Una casa de piedra, con tejado a dos aguas, pare a un hombre con el torso desnudo y mirada viva. El hombre saluda al sol, a la tierra y al aire, y agradece al agua de la acequia cercana la bendición que le procura. Aún es temprano y el día gatea aún en el alba fresca. Pero el hombre trabaja la tierra, y suda, y deja que el sol esculpa su cuerpo y curta su piel junto a la labor del viento. 

Bajo el cielo inmenso el hombre es diminuto pero algo en su corazón trasciende hueso, carne, sangre y piel, y en sus gestos se lee que es libre. Profundamente feliz. Sonríe bajo su barba y el pelo largo, ondulado y recio, cae sobre sus hombros y se adhiere por el sudor. Agachado parece débil, vulnerable, vendido. Pero mueve con ahínco los brazos para generar la esperanza de alimento, y siembra con fe el suelo que pisa, sobre el que se mueve como si fuera parte de él mismo. 

Siéndolo.

Y mira hacia el cielo, y hacia la lejanía del valle llegando con el abismo de sus pupilas hasta más allá de todo tiempo. Recordando el peso de la oscuridad, el magnetismo del vacío solitario en la cama para una persona, en la mano que no tiene otra que asir. Y en cierto modo se conmueve, se estremece un poco, como recorrido por un frío abisal y melancólico. Y continúa trabajando el suelo hasta que su corazón lo alerta y se incorpora, sudando, y avanza. 

Avanza hacia la casa con el torso desnudo y la sonrisa presta en el rostro. Deja a un lado la azada y sacude las palmas de las manos contra los pantalones de hilo basto blanco con los que trabaja. Extiende los brazos y la alcanza, a la chica de pelo negro y ojos infinitos. La atrae hacia él, con el mismo ansia que los pozos de soledad atraen a las almas la tristeza, y se llena de su frescor. La besa. 

Y ese hombre soy yo y esa mujer eres tú. 

Pero no sé quién eres, ni dónde estás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: