Pregunto

Me pregunto si las excusas ganan al recuerdo. Si lo que fue se borra por lo que no fue para poder tener razón. Me pregunto en qué momento todos los milagros se convierten en humo y las deudas de lo prometido se hacen roturas en lo más hondo del pecho. Me pregunto cómo puede pasar. 

Cómo es posible que se convenzan diciendo que pesó más la vez que no estuviste que el beso que salvó el temporal. Qué clase de corazón abominado, sanguinario, puede dar crédito a las faltas obviando los tiempos muertos robados al mundo para crear un mundo secreto mejor.

Me pregunto qué se siente luego, al mirar atrás, cuando se comprueban las mentiras que se han dicho, los cambios improvisados de guión para satisfacer el final precipitado; qué se siente al acusar de mentir a quien te salvó desde su honestidad. 

Cómo es posible vivir, inquiero, sabiendo que se intentan dar razones de un dolor alegando un dolor más viejo que os hizo más fuertes, más dichosos, más amantes. Me pregunto cómo se puede intentar hacer lícita la ilegitimidad de hacer sangrar cicatrices que unieron. 

¿Cuál es el sentido? Me pregunto. 

Mirando atrás, en el tiempo muy lejos, veo que me respondes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: